El mundo del arte, la literatura, la fotografía o la publicidad han visto como su forma de crear ha cambiado con la aparición de las aplicaciones y los dispositivos. Ahora todo se ha popularizado, es más fácil empezar en un campo concreto de creación de forma autodidacta, pudiendo publicar las obras sin intermediarios y teniendo un feedback directo de tu público.