Bjork lanza un disco en formato app, Gorillaz ha producido todo un álbum a través de aplicaciones de iPad y Spotify pone a tu alcance un catálogo infinito de canciones de forma gratuita. Ya nada es lo mismo: tienes tu estudio de producción en una tableta y puedes compartir música por las redes sociales. En este mundo, la letra de la canción ha cambiado y tenemos que empezar a aprendernos la nueva.
Wake App y Warner Music nos contaron cómo la música descubre nuevas posibilidades en el formato app con su nuevo proyecto con Jorge Drexler, una aplicación de autor. Vimos cómo ahora es posible tener un grupo cuyos componentes estén cada uno en una parte del mundo gracias a Sezion y viendo las espectaculares cifras de Shazam y cómo se transforma para implementar sus servicios, reflexionamos sobre cómo las apps pueden ser una ventana abierta para el futuro del sector discográfico.