El tiempo libre sigue siendo lo más importante y por eso queremos un ocio de calidad y personalizable.
La televisión ya no es una caja que cuenta siempre la misma historia; en los viajes las apps es lo primero que se mete en la maleta; el ir de shopping tiene nuevas reglas;
para hacer deporte necesitamos algo más que zapatillas y no nos imaginamos un restaurante que no esté conectado… todo ha cambiado y no piensa dar marcha atrás.
Durante esta experiencia, Flipboard nos habló de su forma de concebir el futuro -o ya presente- de las revistas; vimos con un club como el Real Madrid se ha pasado a hacer ocio en formato app que, ya es pieza fundamental en su relación con la afición; Camera+ nos contó cómo ahora todos somos fotógrafos las 24h del día o Airbnb nos  introdujo en la revolución de los viajes con su interesante programa de alquiler de hogares para estancias vacacionales.